Cueva del Elefante

Situado entre Altea y Benidorm, se trata de una cueva submarina conocida como la Cueva del Elefante, debido a la formación rocosa sobre la entrada. La entrada de la cueva se encuentra a 12 metros de profundidad, en aguas cristalinas;  una vez se llega al final de la cueva se pueden ver buenos ejemplos de estalactitas. La cueva en sí tiene 25 metros de largo. El exterior de la cueva es en su mayoría de arena, proporcionando una plataforma segura tanto para aquellos que no deseen entrar en la cueva, como para la práctica de habilidades de buceo .

Los mejores consejos:

Un área excelente para identificación de peces.
Los guantes son una buena idea (puede haber erizos de mar en la entrada).
Asegúrese de tener una linterna, llevar cámara es una buena idea.
Forma parte de una doble inmersión de Greenwichdiving.
Nivel Avanzado (Cuevas).

Información privilegiada:

“Cuidado con los dedos! Hay una gran langosta que vive en la cueva, ella no te molestará así que por favor no la molestes. Pregúntale a tu guía de buceo sobre la cueva secreta en la esquina.”

Otros sitios de buceo: