Playas

Las playas son uno de los atractivos de mayor relevancia que caracteriza a este peculiar poblado. A lo largo de los 8 km de costa, Altea ofrece una maravillosa diversificación de playas, calas y acantilados. Si hablamos de playas con encanto, es inevitable no referirse a las playas en Altea..Muestra de la variedad de las playas existentes en Altea, se encuentran entre otras, la Playa del Mascarat y las calas de la Barreta, La Solcida, y La Olla frente a la Isla. Son playas y calas semisalvajes, de aguas cristalinas y de finos cantos rodados.
Altea Beaches
La amplia y tranquila playa de “Cap Negret” en la desembocadura del río Algar, y la céntrica de “La Roda”, con clasificación de Bandera Azul- tiene servicios de parking, tiendas, bares, restaurantes. Finalmente después del Puerto pesquero y Club Náutico, se abre la amplia Playa de Cap Blanch, donde se encuentran parkings sin mayor dificultad. Además es zona de bares y retaurantes, que limitando con la playa del Albir, pone fin al término municipal de Altea.
Marina Greenwich Beach
Cala de Mascarat (sur)
Situada en la zona sur de Mascarat , encontramos otra calita de gravilla también conocida como Cala de La Barreta.
Cala de la Solsida
Cala semisalvaje que cierra el grupo de las calas de gravilla del norte del término municipal, y que cuenta con aguas cristalinas que invitan al baño.
Playa de Olla
Una de las playas preferidas por visitantes y locales. En ella podemos encontrar una franja estrecha de rocas y gravilla. Se puede observar una pequeña isla que recibe el mismo nombre que el de la playa: Isla de Olla.
Playa de Cap Negret
Este cabo lo podemos encontrar al norte de la localidad de Altea. La playa es de gravilla y acaba en una pequeña cala negra llamada Cala del Soyo. A esta playa viene a desembocar el Río Algar.
Playa de Cap Blanc
Finalmente, después del Puerto pesquero y Club Náutico, nos encontramos con esta playa, que es la más larga de todas, y se funde con la Playa de El Albir, ya perteneciente a la vecina localidad de Alfaz del Pi (L’alfas del Pi). Gracias a esta condición, se puede disfrutar en esta zona de una gran extensión para el baño y el paseo con la vista puesta en el horizonte marino. La Playa de Cap Blanc cierra la ensenada que conforma Altea y culmina con uno de sus emblemas: el Faro de Altea, a los pies de Punta Bombarda, junto al cual podemos encontrar una playa nudista.
Altea es Mediterráneo en estado puro. Su estilo de vida, está vinculado al mar y a las riquezas que este ofrece al visitante que quiera disfrutar su esencia. Disfruta de la Altea más mediterránea.

Altea

Marina Greenwich

Actividades

Nuestros alojamientos